Diario de la tarde Jornada  -  Valencia  5 de enero de 1965

Copia del archivo de Enrique V. Santiago Ponce

ROCA  september 2015

           La juventud quiere la guitarra. La guitarra, en muy pocos años, se ha convertido en un instrumento de multitudes; son numerosos los conjuntos formados, que emplean la guitarra como único medio de acompañamiento y melodía. Miles de discos han hecho famosas las canciones interpretadas con guitarra. Los famosos se han hecho famosos por la guitarra, precisamente.  En una palabra: la guitarra está de moda: la guitarra ocupa un primer puesto muy destacado en la actualidad internacional porque internacional es el fenómeno multitudinario.

La guitarra, en Valencia

Valencia cuenta con una gran afición guitarrista y guitarrera. Es decir la guitarra ha sido enterpretada magistralmente en nuestra tierra y también aquí se han fabricado guiatrras bien acabadas, a base de trabajo manual, sin otras herramientas y maquinarias que las manos y el buen gusto del artesano.

           Uno de los industriales guitarreros más conocidos de Valencia es don José Roca Navarro, que tiene una fábrica en Turís, otra en la carretera de Torrente y un despacho de venta de instrumentos en la calle de Escolano, número 25 de nuestra capital. Él puede explicarnos esta tradición valenciana, este incremento en el uso de la guitarra; puede explicarnosel fenómeno de su evolución; en una palabra es la persona más indicada para hablar de tan interesante tema.

¿Qué maderas se utilizan más?

Las nacionales. Anteriormente se hacían de palo santo. Hoy ha variado la industria. Se utiliza el nogal, el abedul, el ciprés y. sobre todo casi en un setenta por ciento, la madera de Guinea.

¿Qué proceso sigue la fabricación de una guitarra clásica?

La madera debe estar seca de un año para otro. Se corta a la medida de la guitarra y se apartan por tamaños y especialidades (bandurrias, laúdes, etcétera). Se distribuyen en clases y presentación y sobre patrones se les da forma. En mi fábrica de Turís toda la fabricación está a cargo de manos femeninas menos los de acople de la pieza de detrás de la guitarra, que por ser un trabajo pesado, lo realizan los hombres. Luego de terminada la guitarra, cuando todo el mundo cree que está acabado el trabajo y aquí está el fracaso de muchos fabricantes se le da un repaso completo por su interior, por todos los rincones, se pulimenta y pasa de diez a quince días quieta por muy deprisa que se quiera trabajar. Este descanso es fundamental. Finalmente pasa al sección de montaje comprobación y embalaje.

 

No se puede dar más detalle que el que nos ha proporcionado el señor Roca Navarro.

Nuestra gratitud por su valiosa información. Y nuestra enhorabuena por el perfecto montaje de sus fábricas.

            

Eduardo Bort Carbo, 1965    (en el Jornado “Diario de la Tarde”—Enero—Valencia)

Con el fabricante

Pero la modestia del señor Roca Navarro es manifiesta. Cuando le comunicamos nuestro propósito nos dice que el no quiere aparecer más que como uno más de los guitarreros valencianos, cuyo hgremio está muy extendido. Y continúa:

Hace quince o veinte años no había más guitarreros en Valencia que Tatay, Julve y alguno más. Yo solo estoy establecido comercialmente desde hace seis años.

¿Donde se fabrican preferentemente las guitarras?

La guitarra de artesanía se fabrica en todo el mundo incluso el Japón y Rusia. Y lanzan al mercado instrumentos muy bien presentados. Pero la guitarra española, que es más pedida que la extranjera, se fabrica aquí.

¿Hay notables diferencias?

El modelo clásico es igual. Lo que ocurre – y eso que en tipo <standard> trabajan incluso mejor que nosotros – es que sus instrumentos no tienen la sonoridad de la guitarra española. La madera que utilizamos está acondicionada y no contrachapada. El montaje suyo es mecánico y aquí es artesano pieza por pieza.

“Gracias a los artesanos valencianos, las guitarras pueden llegar a los manos de los más humildes”

Los fabricantes de otras provincias no pueden competir con nuestros precios”

 

La madera de Guinea y las primeras materias nacionales son utilizadas en las guitarras <standard>, que son las más solicitadas

 

               Entrevista con don José Roca Navarro, industrial valenciano

¿Por qué las guitarras caras son tan caras?

Porque se utiliza con ellas material de importación de la India, de Cuba y de grandes almacenes que existen en el centro de Europa. Solamente la madera, el material empleado en una guitarra cuesta de mil quinientas a dos mil epsetas. De ahí su encarecimiento en el precio luego de terminada.

¿Donde hay fabricas de guitarras además de Valencia?

En Barcelona, Madrid y Andalucía.

¿Qué clase de guitarra fabrica usted más?

La guitarra <standard> es la más comercial y viene a costar de quinientas a mil pesetas. Está hecha con madera del país y de Guinea Española. Esta guitarra no tiene que envidiar en nada en nada a cualquier guitarra de la competencia extranjera.

¿Fabrica usted guitarras eléctricas?

Sí, señor. Y una guitarra eléctrica es todo lo contrario de la clásica.

Explique por favor

En la guitarra clásica la caja de voces es perfecta y la sonoridad, limpia. En la eléctrica no hay vibraciones de madera, sino metálicas y con cuerdas especiales electromagnéticas hechas a propósito y el amplificador debe tener una sonoridad muy limpia. Hay amplificadores de dos mil a veinte mil pesetas y en él está el secreto. Una buena guitarra eléctrica sin un buen amplificador no vale para nada.

¿Es comercial la guitarra económica?

Si no fuese por las fábricas y fabriquitas y los artesanos valencianos que mantienen el legado de sus abuelos de fabricar mucho y económico no podria suceder lo que sucede en el mercado. Las guitarras pueden llegar a las manos de la gente trabajadora humilde y que no puede gastarse en una guitarra cuatro o cinco mil pesetas.

¿Son mejores las fábricas valencianas a las de otras provincias?

Es una pregunta muy compleja. En otras capitales sobre todo en Madrid y Barcelona, han querido suplantarnos con sus fábricas y han chocado con el gran problema de esta industria nuestra. Les es imposible combatirnos con los precios competitivos que damos nosotros.

¿Se exporta mucho la guitarra?

Yo soy industrial de la guitarra, no guitarrero y dedico mi principal esfuerzo al mercado interior. También exporto. No hay ninguna fábrica que pueda exportar mil guitarras al mes. Ningún pedido puede cumplimentarse con esta cantidad. Más de cincuenta a cien guitarras no pueden enviarse en las debidas condiciones. Hay que inspeccionar su calidad, comprobar sus condiciones generales, su afinado para que llegue a su destino en perfectas condiciones. Yo tengo ahora que servir un pedido de quinientas guitarras con destino a Nueva York y he seleccionado hasta ahora solamente ciento treinta; deben llegar perfectamente para que no nos digan que no sabemos trabajar bien.   Este mismo problema lo tienen todos los industriales que exportan madera en cualquiera de sus especialidades o transformaciones.

 

¿Es usted uno de los guitarreros tradicionales de Valencia?

 Ya he explicado que no.  Personalmente no desciendo de fabricantes de guitarras. Considero guitarreros de solera a Tatay, Julve, Sanchis de Masanasa y otros fabricantes que han salido de estas casas y se han repartido por varias fábricas y fábriquitas (hay que llamarlas así) y lo están haciendo muy bien por cierto. Incluso a muchos operarios se los han llevado a otras provincias españolas, que con ellos han montado sus fábricas y talleres.  Yo he estudiado el problema de la guitarra y he creado mi industria desde mi particular punto de vista.  Fabrico guitarras en gran escala.